La Reencarnación de Dorothy Eady

Reencarnacion Dorothy Eady

El caso de la reencarnación de Dorothy Eady es enigmático. Esta mujer famosa del Siglo XX, fue egiptóloga y era conocida como Omm Seti.  Nació en 1904, fue respetada por egiptológos de todo el mundo y afirmó hasta el final de sus días, que era la reencarnación de la antigua Sacerdotisa egipcia de la Diosa ISIS. Dorothy Eady, nació en Londres y sufrió una caída cuando era niña. Estuvo inconsciente y la declararon muerta, pero despertó milagrosamente. Se recuperó físicamente pero no volvió a ser la misma. Un canal se abrió dentro de ella y pudo obtener una información clave sobre su vida pasada. Descubrió quién fue en otra vida. 

¿Cómo descubrió su vida pasada como Sacerdotisa?

Les pedía a sus padres que la llevaran a casa, pero ellos no le entendían a qué se refería pues tenía 4 años y estaba en su casa. Años después la llevaron al Museo Británico y en la exhibición egipcia, la niña pudo explicar, por fin, sobre su verdadero hogar. Corrió hacia las momias y estatuas y comenzó a besarles los pies. Gritaba con un sonido de una mujer mayor. Decía que quería quedarse ahí con su gente. El desconcierto se apoderó de los padres. En las fotografías del Templo del Nuevo Reino, ella identificó su hogar, pero lo veía distinto. Preguntaba dónde estaban los árboles y jardines.

¡No sigas leyendo! Puedes ver la información en video:

Para ver más misterios en video, sigue MINUTO INEXPLICABLE en tu red social preferida: Instagram , Facebook o Youtube

Se trataba del templo de “SETHI el primero” padre de Ramses II, nacido en el 1303 A.C. Dorothy empezó a estudiar jeroglíficos, siendo algo muy fácil para ella. Se fue a vivir con su abuela en el sur de Inglaterra. Ahí a sus quince años, estudió apasionadamente, en la biblioteca pública, sobre Egipto. Se sentía atraída a ello. No era aprender, sino recordar. Contaba que en la noche el Rey Seti la visitaba por la noche. Decía que recordaba haber vivido en el antiguo Egipto y por ello fue internada, un tiempo, en una clínica psiquiátrica, pero ella siguió firme. La familia se avergonzaba.

El descubrimiento de su nombre anterior: Bentreshyt

Eady empezó a coleccionar artefactos egipcios. A sus 27 años trabajó para una revista de relaciones públicas. Y fue ahí donde conoció a su futuro esposo, estudiante egipcio. En 1931 se casaron y ambos se fueron a vivir a Egipto. Ella se arrodillo y besó el suelo, diciendo que por fin estaba en casa. Vivían en El Cairo, donde ella fue profesora de inglés. Al hijo lo llamaron SETHI. Empezó ella a tener visiones de alguien llamado JORA. Él le reveló su antiguo nombre egipcio: Bentreshyt.

Tuvo visiones de su antigua familia egipcia, descubriendo ya su vida pasada. Recordó que era hija de uno de los soldados de SETHI el primero. Vendía verduras y a sus 3 años murió su madre (coincidentemente la misma edad en la que tuvo la caída accidental en esta vida). En su vida pasada, le entregaron un templo en ABIDOS donde se convirtió en sacerdotisa. Fue una virgen consagrada y se enamoró de SETHI el primero, de quien se embarazó. Era algo prohibido. Es cuando decidió suicidarse estando embarazada, para evitarle problemas a SETHI.  

Te recomendamos leer: El misterio del supuesto hermano gemelo de Jesús

Más cerca de las raíces de su vida pasada

Dorothy a sus 60 años se divorcia y se fue a vivir a ABIDOS, la ciudad donde vivió en su vida pasada, cerca de una montaña allá. Empezó a ser llamada “La madre de Sethi”. Conoció a un inspector jefe del departamento de antigüedades. Él la puso a prueba mostrándole una pinturas que estaban en las paredes de un templo. Ella aseguraba haber vivido en ese lugar en su vida pasada, pero era la primera vez que entraba a ese templo. Entró vendada de ojos y describió absolutamente todas las pinturas a detalle.  

Ella ayudó a descubrir dónde estaban unos jardines antiguos del templo. Se realizó la excavación por parte de egiptólogos, y todo se veía como lo que ella había descrito a detalle. Contó sobre los rituales tradicionales y escribió sobre ello. Todos los investigadores estaban perplejos y escépticos. Los descubrimientos hicieron que saliera a la luz la verdad: Dorothy estaba demostrando ser la reencarnación de la sacerdotisa de Isis.

Esta historia se difundió alrededor del mundo. La prueba mayor, fue cuando después de décadas de búsqueda de la tumba de Nefertiti, ella aseguró que estaría en el Valle de los Reyes, cerca de la tumba de Tutankamon, en un lugar en donde a nadie se le ocurriría buscar. SETHI era el que le había revelado eso en la vida anterior.

Unos investigadores habían descubierto en el Valle de los Reyes, una enigmática tumba detrás de la tumba de Tutankamon, a la que se le dio un numero: KB63. Las investigaciones continúan pues aun no se ha podido confirmar si es la tumba de Nefertiti, pero todo coincidió. La egiptóloga murió a los 81 años de edad en 1981 y fue enterrada en ABIDOS. Siempre afirmó ser reencarnación de la sacerdotisa de ISIS. Un misterio… INEXPLICABLE 

Gracias por compartir en redes: